“Muchas de mis fotografía las hago sin mirar el objetivo, es como si no existiera la cámara y solo mi cerebro y mis ojos quisieran plasmar la imagen que estoy apreciando, pero llega un momento en que sin darme cuenta mi dedo realiza el disparo. Un acto sumamente mecánico pero lleno de intensidad”.

Josef Koudelka

 

Denomino Travel aquellas historias de otros mundos donde me he sumergido.
Con la fotografía como forma de vida consigo salir de mi realidad y abrir puertas, adentrarme hacia mundos diferentes. Donde más importante que inmortalizarlos, es la serie de experiencias únicas que me han hecho sentir.
Todo viaje es una búsqueda y una fascinación para el universo de los sentidos, un periplo hacia lo desconocido, donde a través del azar, y con la cámara como compañera, intento descifrar un lenguaje que va más allá de las palabras.
No es solo un simple traslado para captar con la cámara escenas diferentes, ya que ninguna experiencia tridimensional y multisensorial podrá reconstruirse en forma de imágenes planas que se perciben con la vista, pero por eso me constituye un reto constante cada viaje, como una prueba de fuego para mi capacidad imaginativa y mi madurez fotográfica.